¿Cómo solicitar la “apertura” de una Sala?

“El Museo del Turismo” no tiene una única sede y cuenta con “salas” en diferentes lugares del mundo, dentro de agencias de viaje, hoteles, restaurantes, museos, oficinas de turismo…

Desde el Museo, se invita a “abrir” nuevas salas en lugares relacionados con el turismo a lo largo del mundo. Estos son los requisitos y características que se tienen que cumplir para tener una “sala” de nuestro Museo.

  1. Las “Salas” no son exposiciones temporales sino permanentes. La “apertura” de una sala, implica un compromiso a mantenerla abierta a lo largo del tiempo. Tener una sala del Museo tiene pues una vocación de permanencia, si bien la empresa / ente que lo aloja o el propio Museo, pueden solicitar en cualquier momento dar por finalizada cualquier relación de colaboración por cualquier motivo razonable y “cerrar” la “Sala”.
  2. Alojar una “Sala” del Museo del Turismo no implica ningún compromiso económico por ninguna de las partes.
  3. La empresa o ente que aloje una “Sala” se compromete a tenerla visible y en buen estado de limpieza, iluminación, a dotarla de un contenido de interés, teniéndolo controlado y a buen recaudo. Cada “Sala” tendrá un responsable que se ocupará de su mantenimiento y buena conservación.
  4. Cada “Sala” estará dedicado a un tema relacionado con la historia del turismo que elegirá la empresa / ente que la acoja, pudiendo ser muy específico (como por ejemplo, la historia del fundador de la empresa) o muy general (como la historia del turismo de un país o la historia de los viajeros).
  5. El espacio puede ser una pared, pero el formato más habitual es el de una vitrina en la que poder incluir esos objetos. Las vitrinas que alojan a día de hoy las “salas” tienen diferentes tipos y formatos, acorde a cada lugar que las acoge. La vitrina tendrá que ser aportada por la empresa / ente que acoja la “Sala”. Se contempla también que una empresa ceda esa vitrina a la empresa / ente que acoge la sala, en cuyo caso se citará la cesión en el cartel descriptivo de la Sala.
  6. Si bien la vitrina puede ser de diferentes tipos, deberá tener buenas condiciones de visibilidad, un modo de cierre seguro y un sistema de iluminación interna fría.
  7. En ese espacio se incluirán objetos relacionados con el tema como fotos, postales, libros, guías de viaje, souvenirs, documentación turística, carteles,… El contenido lo decide y aporta el “responsable de sala”. Ese contenido no pasa en ningún momento a ser propiedad del Museo. En ocasiones puntuales, el propio Museo del Turismo aportará ciertos fondos como complemento al contenido de la Sala.
  8. La Sala estará identificada con un número que aparecerá en un cartel de tamaño DIN A3, que preparará el Museo, siguiendo un modelo unificado. En el cartel se da también información sobre el Museo que incluirá referencia a la web y redes sociales, en inglés, y en el idioma del país en el que esté la Sala.
  9. Será labor del “Museo del Turismo” hacer que esa Sala sea parte del propio Museo, informando a través de su web, sus redes sociales, pasando su “responsable” y la empresa / ente que la aloje, a ser colaboradores del Museo junto al resto de personas que lo hacen posible.
Ver salas actuales